Se cumple con procedimientos legales para la continuidad de la carretera Santa María – Puente Hidroeléctrica Machu Picchu.

El sector mantiene un proceso de arbitraje con la contratista, a raíz de hechos detectados por Provías Nacional

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) respeta los procedimientos de fiscalización posterior en los procesos de selección para la ejecución de obras. Por ello, en la actualidad, el sector mantiene un proceso de arbitraje con la contratista a cargo de la ejecución de la carretera Santa María – Santa Teresa – Puente Hidroeléctrica Machu Picchu.

Tras realizar la fiscalización posterior, que forma parte del procedimiento luego de adjudicarse una buena pro,  se alertó sobre la presentación de un certificado que carece de veracidad.

Este hecho configura una transgresión al principio de veracidad por lo que luego de vencerse el plazo para que el contratista subsane esta observación, se procedió a resolverse el contrato.

Ante ello el contratista presentó una medida cautelar y ha iniciado un arbitraje que tiene como finalidad evitar que se anule el contrato.

En tanto, la ejecución de la obra continuará, según lo estipula el marco legal vigente.

El sector ratifica su compromiso de llevar a cabo los procedimientos de selección con total transparencia, en concordancia con la Ley de Contrataciones del Estado.